Publicado el Deja un comentario

9 razones para tomar café de especialidad

aparte del hecho de que sabe muy bien!

 

Meditar: incluso los más ocupados de los amantes del café de especialidad en su apretada agenda tienen uno o dos momentos al día cuando simplemente se detienen, y simplemente se dejan llevar. Que básicamente y es meditar. Y no, no significa necesariamente que hagan yoga. El simple hecho de preparar una taza de café por la mañana es una especie de ritual silencioso, cuando solo existen en el mundo usted y su bebida matutina. El agua se está calentando, lavar el filtro, las primeras gotas de este precioso líquido cayendo en tu taza, respiras profundamente, pensando en nada, solo en el momento, dejando el momento acontecer … Felicidades, no sé si te diste cuenta, pero acabaste tu meditación, y estás listo para empezar el nuevo día 🙂

Explorar – Beber café de especialidad significa constantemente explorar. Explorar el propio café, diferentes orígenes, nuevas variedades, nuevos procesos, nuevas regiones. El café pasa de ser simplemente café, a algo que es siempre  nuevo, siempre emocionante. ¿Has probado la variedad Mundo Novo? ¿Alguna vez has tomado café de Guatemala? ¿Qué tipo de café de Brasil prefieres? ¿Te acuerdas del momento en que fue «solo café», solo una dosis habitual de cafeína directamente en sus venas? 

Amar – No voy a mentir si digo que cuando vamos al restaurante, esperamos que un cocinero ame su trabajo, y cuando compramos ropa, ¿esperamos que el diseñador ame lo que está haciendo? El café de especialidad en muchos sentidos es un producto de amor. En todos los niveles, las personas que están en el negocio del café aman lo que están haciendo. ¿No es una razón perfecta para beberlo?

Aproximarse más al producto – Ahora no es raro encontrar un nombre del productor en la bolsa de café de especialidad. ¡¿Qué tan poderoso es eso?! Una vez más, el café que carecía por completo de personalidad, ahora es un producto que tiene un nombre de la persona responsable de cultivarlo. Creo que este es un gran paso para apreciar el esfuerzo de las personas que nos rodean en general, y comprender que las cosas no aparecen simplemente de la nada; ciertas personas las producen para nosotros. Todos estamos interconectados. Tendría un gran impacto saber los nombres de las personas que produjeron la comida que tenemos en el refrigerador, ¿no es así? Podemos empezar por el café.

Consumir localmente – El café de especialidad es bueno cuando se disfruta recién tostado, no más de 4 semanas después de la fecha del tueste. Esta es la razón por la que muchas personas prefieren encontrar tostadores de café locales y compran directamente a ellos, asegurando de esta manera que el café que beben será fresco, hasta el punto de saber la fecha del tueste. Este no es realmente el caso del café comercial comprado en el supermercado. Al comprar café especial tostado localmente, nosotros apoyamos a las empresas pequeñas (o no tan pequeñas) y contribuimos al hecho de que las personas en su comunidad están viviendo una vida mejor.

Apreciar los detalles – Cualquiera que haya intentado hacer un “simple” espresso desde el principio sabe lo difícil que es. Lo digo en serio. Evaluar el potencial del café, «construir» el espresso deseado en su mente, elegir la proporción, ajustar el molino, probar el resultado, medir el TDS, ajustar el espresso al rendimiento de extracción deseado. Todos estos pasos sólo para hacer un pequeño espresso, «simple». Cualquiera que empiece a tomar un café de especialidad comprende de inmediato que la belleza está en los detalles, y todos los detalles son importantes. Y absolutamente no solo en el café, sino en la vida en general. Comenzando con su taza de café, uno termina apreciando más y más cada aspecto de la vida que requiere esfuerzo.

Comunidad – El café de especialidad tiene una de las comunidades más dedicadas a su alrededor. Al comenzar su viaje, encontrará más y más personas que están involucradas en el mundo de café (o descubrirá que algunos de sus amigos lo están haciendo ya por un tiempo), compartirá sus preferencias, sus hallazgos y expandirá su percepción. Nuevos amigos, nuevas amistades, nuevas personas, todo en torno a una cosa simple llamada «café». Y pensaste que es solo una bebida, ¿verdad?

Mejorar en la degustación – en la degustación de todo. Este es simple. Cuando empezamos a prestar atención al café que estamos tomando, queremos prestar atención a más cosas que estamos comiendo. Querrás probar diferentes cervezas, diferentes quesos, pensarás en experimentar nuevos vinos. Descubrirás que el whisky puede ser diferente, el pan se puede hacer a partir de los diferentes tipos de harina, y con diferentes niveles de fermentación requeridos. Probarás la masa fermentada. Cerveza artesanal. Vino natural. Vas a expandir tu paladar. Y de esta manera terminarás comiendo más conscientemente, prestando atención al sabor de los productos incluso más que antes. Podrás saborear los matices que nunca creíste que existían.

Encontrar Armonía – tomar el café de especialidad trae paz y armonía a tu vida. Hacer café por la mañana es como una meditación, te acerca al productor y al tostador local, te da una idea de lo que se necesita para cultivar un producto como el café y cuánto amor hay en un grano de café después de todo el trabajo realizado con el intuito de llevarlo a tu mesa… El café acaba por ser mucho más de lo que nosotros alguna vez imaginamos. Y sí, tiene un sabor increíble!

Publicado el Deja un comentario

Sobre la importancia de no generalizar

Sobre la importancia de no generalizar
cupping

 

Me senté con la idea de escribir sobre una cosa, y terminé pensando sobre otra 🙂

 

En estos últimos días he estado pensando bastante sobre la crema: ¿realmente importa el color?, ¿importan las líneas?  Digo, todos sabemos algo sobre el tema, de los estándares de la vieja escuela.  O cuán sobre extraído o subextraído los espressos probablemente se ven.  Me siento curiosa sobre encontrar la información scerca de aquellos que están bien extraídos.  Sólo me gustaría aclarar mis dudas con respecto al sabor y al TDS principalmente, si hay alguna conexión entre ellos y el visual de la crema.  ¿Cómo esto influye en el sabor?  Probablemente estaré corriendo un experimento pronto, únicamente por curiosidad. 

 

Pero mientras tanto una breve intervención sobre las frases con respecto al café que he escuchado y me han traído más preguntas que respuestas, y por qué no veo que tienen sentido, para mí por lo menos.  Todos estos tienen que ver con precisión en la evaluación sensorial.

 

Café de especialidad tiene mucho que ver con la evaluación sensorial.

 

Y graciosamente también tiene mucho que ver con el marketing ahora – todas esas publicaciones en Instagram, todo ese alarde de “mi café de especialidad es más especialidad que tu especialidad”, “nuestro café es el mejor”, maquinas de espresso sexy y costosas, etc…

 

Encuentro que es relevante recalcar primero que todavía son personas las que operan estas máquinas.  Habilidades todavía importan.

 

Y entonces – una vez más – café de especialidad en verdad se trata sobre evaluación sensorial.  Si existe una habilidad que es obligatoria, es catar.  ¿Y qué es catar?  Es la habilidad de evaluar a ciegas el sabor, la experiencia sensorial de una bebida llamada café.  Básicamente, es la habilidad de distraerte de todo lo demás (de todo lo que te dicen), confiar en tu juicio, y ser lo más imparcialmente posible. 

 

Por lo tanto, algunas frases que en efecto tienen que ver con evaluación sensorial, y me hicieron pensar:

 

“Este café tiene una acidez de café de Etiopía”   

 

Hace un año atrás tuve un invitado, quien definitivamente estaba bien involucrado en café, que vino a tomar un espresso.  Y luego de beberlo, él compartió con mucha confianza su evaluación con mis jefes.  Cuando lo escuché, me dejó absolutamente asombrada.  “Este café tiene una acidez de café de Etiopía”, (por cierto, era pulpd natural Mundo Novo de Brasil).

 

Mis preguntas internas, que surgieron casi inmediatamente, fueron: ¿y cómo es la acidez del café de Etiopía?  ¿acaso todos los cafés de Etiopía tienen la misma acidez?

 

Entiendo que probablemente lo que él quiso decir fue “este café tiene una acidez alta y pronunciada y para mi gusto es muy prominente, y le falta balance” – yo supongo eso, tomando bajo consideración el común gusto portugués, que aún está presente.

 

Pero, ¿me entienden, cierto?  Cualquiera que ha catado etíopes me podrá entender.  Uno puede decir que etíopes a veces no tienen ese gran cuerpo, pues están más en el lado de notas florares, lima y bergamota, a veces especias, depende de la región y el proceso – pero con respecto a la acidez, incluso si intentas fuertemente, no puedes hacerlo parecer igual.  ¿O me estoy perdiendo de algo?

 

No sé.  Acidez de café etíope no me dice algo a mí, excepto por el hecho de que es una forma más complicada de decir “alta acidez”.  Seamos más precisos en nuestra evaluación sensorial.  Si tienes la intención de evaluar, evalúe intensidad, evalúe calidad.

 

Y la otra que he escuchado, que he escuchado como dos veces en las últimas semanas, y no pude estar de acuerdo entonces, y he entendido que aún no puedo:

“Sabe como café de Brasil”

 

Brasil es enorme.  Tiene diferentes tipos de café.  De especialidad y comercial.  Usualmente procesado naturalmente, o pulped natural, pero no siempre.  Muchos experimentos en los últimos años y muchas sorpresas.  ¿A qué te refieres con café de Brasil?

 

¿Buen cuerpo?  ¿Cultivo bajo?  ¿Baja acidez? ¿Sabor genérico de café?

 

Entiendo que nuevamente es una generalización en la experiencia sensorial, pero todo mi ser hace un llamado a más precisión.

 

Probablemente “café de Brasil” significa catuaí, o variedades mundo novo, o acaia, cultivados extensamente ahí.  Probablemente significa proceso pulped natural.  Probablemente significa acidez media.

 

Sólo seamos más precisos, en nuestro juicio, en nuestras descripciones.

 

Es lo único que nos queda: estar de acuerdo en nuestro vocabulario, tratar de ser los más preciso posible en nuestras descripciones, entrenar nuestro paladar, intentar evitar generalizaciones y exponernos constantemente a diferentes experiencias sensoriales para expandir nuestra memoria sensorial.  

Porque si no es por el sabor, nos quedaríamos únicamente con la imagen de café de especialidad como algo hípster y de moda, pero sin algo importante en su núcleo.